Dietas hipocaloricas



Aquí encontrarás la lista de las dietas hipocaloricas que investigué antes de escribir "Comidas Adelgazantes" - la nueva ciencia que permite adelgazar sin pasar hambre, sin contar calorías y sin tomar suplementos.

Figura ideal


Las dietas hipocaloricas son geniales para controlar el peso o rebajar esos kilos extras con moderación, dan prioridad a los alimentos naturales poco elaborados.

Es mejor elegir alimentos con pocas calorías como las frutas y verduras, alimentos por excelencia. Se puede comer todos los alimentos con las dietas hipocaloricas, aunque reducidos a cantidades mínimas.

Las dietas hipocalóricas estan basadas en el control y la limitación de las calorías consumidas y han sido empleadas desde siempre para adelgazar de una forma sana. Las componen alimentos que aportan una buena nutrición y escasas calorías, donde lo importantes es ingerirlos en la proporción adecuada y la cantidad necesaria. Su éxito depende de la variedad de los ingredientes que conforman sus platos.

Perder peso equilibradamente

Frente a la creencia de que los planes de adelgazamiento deben retirar a determinados nutrientes, grasas, azúcares, aceites..., la dietas bajas en calorías los permiten formar parte de su mesa sin excepciones, aunque en cantidades mínimas.

Aunque su gran baza es el escaso aporte de calorías, éstas nunca deben ser insuficientes o incompletas. Reducir el consumo de las viandas energéticas durante demasiado tiempo puede acarrear desequilibrios y carencias que a largo plazo podrían arruinar la salud de la persona que se somete a sus supuestos beneficios.

Perder peso y mantenerse

Las dietas hipocalóricas están especialmente indicadas ante situaciones de obesidad y sobrepeso. También vienen son convenientes para personas que están ganando peso y no quieren renunciar a su figura. La alarma salta porque se sienten pesadas, les duelen las piernas, se encuentran poco ágiles o les cuesta andar mucho tiempo...

Para poner freno a estos desagradables síntomas, las dieta bajas en calorías permiten adelgazar de una forma moderada con sólo seguir el plan, al pie de la letra durante un corto período de tiempo. Además de tratar la obesidad, las dietas hipocalóricas se emplean con éxito en el campo de la medicina como tratamiento complementario frente a la diabetes, la hipertensión, la artrosis...

Barra de herramientas gratis